domingo, 16 de setembro de 2012

La flota europea mantiene la guardia contra los piratas en el Índico

Los ataques piratas han descendido en en el océano Índico y en el Cuerno de África, pero la flota pesquera y las fuerzas navales europeas mantienen la guardia ante esa amenaza, que en esta época del año es mayor porque el clima les puede "animar" a actuar en esas aguas.

Mercedes Salas - EFE

Los asaltos han descendido, pero los atuneros que operan en la zona no se confían (EU-Navfor)

MADRID. Los asaltos han descendido, pero los atuneros que operan en la zona no se confían, pues como afirman, "el problema ha desaparecido de los medios de comunicación", pero no de las costas de Somalia.

La Oficina Marítima Internacional y la misión de la Unión Europea (UE) Navfor -conocida como operación Atalanta- coinciden en que los abordajes han disminuido por la presión militar y por el embarque de equipos de seguridad privada en los barcos europeos.

En 2010 se secuestraron 45 buques (de todo tipo), 24 en 2011; siete en 2012, mientras que en los últimos doce meses solo van 12 arrestos, cifra similar a la que en años anteriores se registraba en un trimestre, según datos facilitados a Efeagro por el mando de operaciones del Estado Mayor de la Defensa.

En cuanto a los atuneros, ha habido algunos "hostigamientos" en los últimos meses en la zona donde faenan, "pero ningún buque con seguridad privada armado ha llegado a ser secuestrado por piratas", según la misma fuente.

En el Índico operan 17 pesqueros estatales, pero si se añaden los buques con capital español y bandera de otro país los navíos ascienden a 40.

El 2 de octubre se cumplirán tres años del secuestro del atunero vasco "Alakrana", que conmocionó al mundo durante 47 días; otros pesqueros que lo sufrieron fueron el "Playa de Bakio", en 2008, o el "Vega 5" (bandera mozambiqueña y tripulantes gallegos), liberado en 2011 tras 137 días de captura.

Las asociaciones de atuneros, Anabac (con 11 barcos en la zona) y Opagac (con seis), han declarado a Efeagro que parece haber mejorado la situación y que la flota trabaja más tranquila desde que embarca guardias de seguridad, pero que el problema "está muy lejos de resolverse".

Según el director gerente de la Asociación Nacional de Buques Atuneros Congeladores (Anabac), Juan Pablo Rodríguez, "todavía hacen falta muchos cambios, se trata de una amenaza extraordinaria".

El gerente adjunto de la Organización de Productores Asociados de Grandes Atuneros Congeladores (Opacac), Juan Pedro Monteagudo, ha subrayado que los barcos están "más confortables" con seguridad privada, aunque los temores se acrecientan cuando acaban los monzones, porque con las aguas más tranquilas lo piratas actúan más.

De hecho, está a punto de comenzar una de las épocas "intermonzónicas", es decir los períodos en los que paran dichos vientos en el Índico y los corsarios se animan a atacar, especialmente los que usan embarcaciones pequeñas.

Los piratas pueden emplear barcos mayores para su acecho, pero el asalto final es siempre desde esquifes o embarcaciones menores que los monzones hacen "inservibles", según las fuentes del Estado Mayor de la Defensa.

España participa en la operación "Atalanta" de la UE contra la piratería en el Cuerno de África con un buque de guerra y un avión de patrulla marítima, que permanece todo el año en el área de operaciones.

En las épocas intermonzónicas incrementa sus efectivos con un buque de guerra adicional y equipos de guerra naval especiales capacitados para el abordaje de buque con oposición y para rescatar rehenes.

La piratería es un negocio milenario, que en los últimos años ha repuntado en el Índico, pero que también se está acrecentando en el Golfo de Guinea (Atlántico).

"Es importante que la comunidad internacional luche con todas sus fuerzas para que no se repita allí lo que ocurre con los piratas somalíes", según el responsable de Anabac.
Sin embargo, desde el Estado Mayor de la Defensa señalan que la amenaza en el Golfo de Guinea está muy lejos de la somalí.

En el Cuerno del África, los piratas pretenden obtener rescates, mientras que en el golfo atlántico pretenden robar el cargamento de los buques, lo que hace temer un trato más "deshumanizado" a los tripulantes, pero una resolución más rápida del secuestro.

Otra diferencia es el esfuerzo de Nigeria o Benin para vigilar sus costas, frente al Gobierno somalí, que no tiene ningún control efectivo sobre sus aguas.

Fonte: http://www.deia.com/2012/09/16/sociedad/euskadi/la-flota-europea-mantiene-la-guardia-contra-los-piratas-en-el-indico (16/09/2012)

Nenhum comentário:

Postar um comentário