domingo, 25 de setembro de 2011

Latitudes Piratas, de Michael Crichton

Por Jordi Nogués

Disfrutar y relajarse al máximo, pues estamos ante una aventura que tiene de todo y en la que todos los cabos quedan genialmente atados al final.

Reseñar una nueva obra de Michael Crichton, (Chicago, 1942- Los Angeles, 2008), médico, escritor y cineasta, supone una satisfacción para el autor de esta crítica; pues es un seguidor de su obra. Crichton falleció en el año 2008 víctima del cáncer y se fue uno de los autores más creativos de los últimos tiempos; es el único autor que ha tenido el libro número uno ("Acoso"), la película número uno ("Parque Jurásico") y la serie de televisión número uno ("Urgencias"), en el mismo instante.

Ha vendido más de 150 millones de sus obras literarias. Se podrá dudar sobre la calidad de su literatura y de otros conceptos, pero no se pude discutir que estamos ante uno de los grandes de la literatura de todos los tiempos; al menos por haber llegado a una enorme masa de lectores.

Al año de su fallecimiento se encontró en el disco duro de su ordenador su última obra, "Latitudes Piratas" (Plaza&Janés, disponible en FantasyTienda); obra póstuma, protagonista de la presente reseña. Y ante quien pueda sentirse en la tentación de discutir sobre si la obra es o no del propio Crichton, diré que, si fuera una falsificación, el que escribiera la novela lo hizo muy bien y lo mejor sería darse a conocer públicamente pues subyace un notorio talento en todo el relato. En mi caso me creo que la obra fuera escrita por el propio Crichton.

No es la primera vez que Crichton aborda el tema histórico; me viene a la mente "Rescate en el Tiempo", de notable factura. Las novelas de dinosaurios no las encasillo en la historia, más bien en la ciencia ficción.

Siempre he pensado que uno de los grandes déficits que tienen la mayoría de los escritores estadounidenses respecto a los europeos es su insuficiencia en tratar los temas de historia de antes del siglo XIX. Y, por eso, la obra a reseñar picó mi curiosidad. Obra póstuma de Crichton, histórica y de piratas.

Editada bajo el sello de Plaza & Janés, consta de 351 páginas, en su edición de tapa dura. Destacar la inclusión de un mapa del Mar Caribe en la edición; muy útil pues los lugares en los que transcurre la aventura están perfectamente señalizados.

El argumento me recuerda a la película "Ocean’s Eleven" pero situada en el siglo XVII; para apresar un galeón español lleno de tesoros el corsario inglés Charles Hunter, bajo el apoyo del gobernador de Port Royal, escoge a un grupo de expertos en distintas materias. El plan es tremendamente audaz; el navío a sustraer está protegido bajo la inexpugnable fortaleza de Matanceros, imposible de atacar con éxito de la manera convencional.

La aventura tiene de todo: batallas navales, amores con damas de la alta sociedad, luchas contra caníbales, traiciones, planes imposibles; incluso un enfrentamiento contra un Kraken (una bestia mitológica; a mi gusto, el mayor error de la novela). Todo aderezado con la convencional aventura que siempre necesita este tipo de argumentación.

La estructuración es clásica; perfectamente concretados están introducción, nudo y desenlace. Y los tres de forma muy brillante. Sobre todo su sorprendente desenlace; a mi gusto, lo mejor de la novela. El final da brillo y distinción al resto de la novela. Pues es totalmente inesperado y adecuado para destacar aún más lo leído hasta entonces.

La prosa es muy actual; con frases cortas y muy enérgicas. Ello le da un dinamismo muy acentuado a toda la aventura. Y los párrafos aburridos o descriptivos brillan por su ausencia. Su lectura es muy cómoda y relajante.

La traducción al castellano a cargo de Esther Roig Giménez es correcta, sin matices negativos a destacar.

Sin duda alguna un autor europeo le habría dado un matiz más técnico; con mayores descripciones y un sabor más pedagógico. Esto, dependiendo del lector, es la parte negativa/positiva de la novela. Si buscamos un libro profundo sobre el tema de corsarios en el Mar del Caribe durante el siglo XVII, con una propuesta original y perfectamente documentada es muy mala novela. Y al contrario, si deseamos relajarnos y disfrutar de una aventura de piratas (o mejor, corsarios) y dejarnos de análisis poco profundos, es nuestro libro. Como todo en la vida, la valoración depende de aquello que queramos encontrar. El aviso está hecho.

Quiero aclarar un concepto
El título no es el más adecuado con lo que uno se encuentra en el interior. No es una aventura al uso de unos piratas sanguinarios fuera de la ley. El Capitán Hunter es un corsario al servicio de su majestad inglesa, Carlos I. Y ello puede confundir al lector. Pues pirata sería el apátrida que ataca sin distinguir el pabellón que ondea en los mástiles de los navíos rivales; y el corsario lo hace auspiciado por un orden legal hacia la potencia rival de su propio monarca.

Aunque, en un lance del relato, el protagonista se acusado de piratería, esa no es más que una argucia legal. Esta es una historia de corsarios, no de piratas.

Me ha gustado: el ritmo es genial, muy fresco. Y el final, brillantísimo y muy original; lo mejor de toda la narración.

No me ha gustado: el episodio del Kraken; horrible, mal explicado y sin sentido alguno. Incluso el ritmo no parecía el mismo del resto del relato. Como si hubiese sido escrito por otra persona distinta.

Un aspecto a destacar
La aparente solidez legislativa de todo sistema político/social puede romperse ante determinado tipo de argucias; económicas, de interés político o incluso social. En la Edad Moderna nace la Ilustración; todo se hace con una razón y con la razón por bandera: y esas razones se diluyen como un terrón azúcar en el café ante las argucias antes comentadas. Y en "Latitudes Piratas" se ve muy clara esa corrupción del sistema. Se podría aplicar el mismo concepto hoy día; aunque con los años nos hemos vuelto muy brillantes en hacerlo sin que se note.

Mi recomendación
Disfrutar y relajarse al máximo, pues estamos ante una aventura que tiene de todo y en la que todos los cabos quedan genialmente atados al final. Poco más vamos a poder leer de Crichton; aunque han anunciado que la familia busca un escritor para concluir la obra inacabada de este genial autor.

Fonte: http://www.fantasymundo.com/articulos/3913/latitudes_piratas_michael_crichton (21/09/2011)

Nenhum comentário:

Postar um comentário