sábado, 20 de agosto de 2011

Descubren los restos del barco del capitán Morgan

Arqueólogos hallaron en Panamá cinco barcos de la flota del corsario británico.

por Patricio Lazcano

En 1671, empecinado en destruir la Ciudad de Panamá y debilitar una de las posesiones españolas más importantes del Nuevo Mundo, Sir Henry Morgan partió de Jamaica rumbo a Panamá, donde capturó el Castillo de San Lorenzo, un fuerte español que poseía una excepcional y estratégica panorámica de la desembocadura del río Chagres, el único pasillo marítimo entre el Caribe y la actual capital panameña.

Armado con cinco barcos, incluido su buque insignia, el Satisfaction, sus embarcaciones zozobraron en las cercanías del río, pese a que logró su objetivo, terminando el trayecto en bote y a pie.

Ahora, 340 años después del naufragio, un equipo de arqueólogos dio con los restos de la escuadra de Morgan.

Los primeros indicios que daban cuenta del hallazgo comenzaron en febrero, cuando un equipo encabezado por la U. Estatal de Texas (EE.UU.), la National Oceanic Atmospheric Administration de EE.UU (Noaa), el Instituto Waitt (EE.UU.) y el Instituto Nacional de Cultura de Panamá hallaron seis cañones en la zona, que estimaron pertenecieron a la escuadra del capitán Morgan.

Los expertos regresaron al lugar la semana pasada, descubriendo el casco de un barco de madera que estiman es el Satisfaction, además de una serie de cofres sumergidos que aún no han podido abrir.


Filibustero
El capitán Morgan fue uno de los corsarios más famosos del siglo XVII. A diferencia de los piratas, los corsarios contaban con la licencia de la corona británica. Aunque hay algunas dudas respecto a cómo derivó en el oficio, todo apunta a que se embarcó muy joven de su natal Inglaterra hasta Jamaica, donde conoció a los más reputados filibusteros de la época, como Eduard Mansvelt, que se transformó en su mentor.

Con la venia de la corona y sus innatos dotes de líder, Morgan comenzó a acechar las posesiones españolas más importantes del Caribe, como la ciudad de Puerto Príncipe (actual Camagüey) en Cuba y la desembocadura del lago Maracaibo, en Venezuela.
"El descubrimiento de los buques de Morgan revelará información de cómo era la vida de los corsarios. Se han encontrado muy pocos barcos de este tipo, por lo que esperamos aprender más sobre la cultura marítima corsaria, cómo vivían, qué comían, qué armamento utilizaban, etc.", dice a La Tercera Frederick Hanselmann, arqueólogo de la U. Estatal de Texas, que encabezó la expedición que hizo el hallazgo.

Sin embargo, el experto señala que desempolvar todo lo que hay bajo el agua no será fácil. "Esta expedición fue en gran medida de carácter exploratorio. Con un magnetómetro, que nos permite identificar posibles naufragios enterrados en la arena, dimos con el lugar, pero la investigación arqueológica es un proceso muy lento. Aun se requiere un mayor estudio y análisis para identificar positivamente los restos que hemos descubierto", añade Hanselmann.

El experto está reuniendo fondos para regresar al lugar y realizar una exploración más detallada para continuar la búsqueda del resto de los barcos de la flota.

El mítico Port Royal
Es imposible no asociar Port Royal, en Jamaica, al capitán Morgan, donde ofició el título de Teniente Gobernador de Jamaica. La ciudad fue el principal puerto británico en el Caribe, quien delegó su protección a corsarios y piratas, que plagaron la ciudad.

Se estima que había una taberna por cada 10 habitantes, además de una gran cantidad de prostitutas. Fue destruida por un terremoto en 1692, calificado como un castigo de Dios por los excesos que allí se cometían.

Tras el desastre, los británicos trasladaron la gobernación a Kingston.

Fonte: http://diario.latercera.com/2011/08/15/01/contenido/tendencias/16-80242-9-descubren-los-restos-del-barco-del-capitan-morgan.shtml (16/08/2011)

Nenhum comentário:

Postar um comentário