terça-feira, 21 de junho de 2011

Hallan armas de Barbanegra que prueban sus violentas tácticas

Arqueólogos hallaron arsenal en el lugar donde está hundido su barco, la Venganza de la Reina Ana.

por Patricio Lazcano

En noviembre de 1717, Edward Teach, un marinero nacido en 1680 en Bristol, Inglaterra, capturó un barco de esclavos francés llamado La Concordia cerca de la isla de Martinica, en el Caribe. El navegante decidió cambiar el nombre de la embarcación por el de la Venganza de la Reina Ana, lo transformó en su buque insignia y con él asoló las aguas del Atlántico desde Honduras hasta Estados Unidos durante principios del siglo XVIII, depredando a cuanto barco se cruzara por su popa. Su característica barba oscura, que quemaba para darle un aspecto diabólico, y sus violentas correrías, dieron origen a la mayor leyenda pirata de la historia: Barbanegra.

Su crueldad fue cimentada por la literatura y el cine, además de algunos exiguos archivos de la época, pero un nuevo descubrimiento corrobora que sus terroríficas prácticas superan la literatura y tienen mucho sustento histórico.

Arqueólogos de la U. de Carolina del Norte (EE.UU.) encontraron armas del mítico bucanero en las aguas frente a ese estado, donde se cree el propio Barbanegra hundió la nave el 10 de junio de 1718 por razones no muy claras. "Toda la evidencia arqueológica encaja con el perfil histórico de la Venganza de la Reina Ana", dice a La Tercera Mark Wilde-Ramsing, jefe de la expedición que encontró el arsenal, reafirmando que se trata del barco.

Feroces municiones
Los expertos han desenterrado desde el fondo del mar -donde el barco fue descubierto en 1996- una colección de armas y municiones que ratifican sus intimidantes e innovadoras tácticas militares. Entre ellas, proyectiles de plomo, bombas de dos cabezas y bolsas de vidrio "que sospechamos fueron envueltas en telas y luego lanzadas desde los cañones" dice Wilde-Ramsing.

Entre los artículos hay 24 cañones, uno de ellos, de origen sueco, cargado con una bomba que en la punta tenía tres clavos de fierro. "Tal vez es el artefacto más significativo que logramos recuperar. Era un cañón cargado con una bala que en la punta tenía tres clavos grandes, lo que habla del ingenio de sus tácticas. Su objetivo era intimidar a las tripulaciones que enfrentaba, en vez de hundirlos, como en la guerra tradicional. Como no tenían municiones estándar, los piratas se conformaban con lo que estaba disponible, en este caso clavos", dice el arqueólogo. También encontraron dos proyectiles unidos por una barra de cadena, que al ser disparados producían un efecto de giro, que ocasionaba severos daños en la estructura de los barcos rivales.

El corso también usaba una mezcla de pólvora que colocaba en botellas con una mecha, que lanzaba a las cubiertas enemigas, como una bomba molotov. "Algunos piratas eran muy crueles con los capitanes y tripulaciones de los buques que encontraban. La mayoría era en respuesta a las fuerzas navales europeas, que colgaban a los piratas capturados", señala Wilde-Ramsing.

Quemaba su barba para parecer más diabólico
"Barbanegra era un hombre alto, de grueso pelo negro y barba, que trenzaba y quemaba en las puntas en darle una mirada diabólica", dice Wilde-Ramsing. Antes de dedicarse a la piratería, sirvió a la Marina Real Británica, pero finalizada la Guerra de Sucesión Española, quedó sin empleo, por lo que inició sus actividades delictivas. Su más sonado ataque fue realizado en la localidad de Charleston (Carolina del Sur) en mayo de 1718. Teach murió tras un enfrentamiento con el teniente Robert Maynard y su tropa, quienes realizaron una campaña por iniciativa del entonces gobernador de Virginia, Alexander Spotswood.

El personaje inspiró a los estudios de Disney, para que en la cuarta saga de Los Piratas del Caribe, Navegando en aguas misteriosas, el capitán Jack Sparrow (Johnny Depp) se enfrentara al despiadado y malévolo pirata interpretado por Ian McShane.

Fonte: http://diario.latercera.com/2011/06/20/01/contenido/tendencias/16-73492-9-hallan-armas-de-barbanegra-que-prueban-sus-violentas-tacticas.shtml (20/06/2011)

Nenhum comentário:

Postar um comentário