sábado, 19 de março de 2011

Bandas de asaltantes amplían su acción en la bahía del Callao

(Foto referencia/ Archivo El Comercio)

Dirección de Capitanías destaca patrullera y lanchas para enfrentar robos

LUIS GARCÍA PANTA

Una de las bandas de delincuentes del Callao que suelen asaltar los camiones con contenedores sería la que el sábado 5 de marzo atacó el barco pesquero japonés Kenyo Maru II, acoderado a 3,5 millas de la bahía, según Inteligencia de la PNP.

En el 2010 se produjeron tres robos a embarcaciones y se sabe que los malhechores provenían de los barrios chalacos Puerto Nuevo, Sarita Colonia, Castilla y Loreto.
La Dirección de Capitanías y Guardacostas (Dicapi) ha desplazado una patrullera y lanchas rápidas para evitar acciones delictivas y dentro de poco instalará cámaras de video para vigilar el puerto,indicó el vicealmirante AP Carlos Tejada, jefe de dicha dependencia militar. “No son tan frecuentes los robos en el mar, pero reforzaremos la seguridad en la bahía para evitar casos como el de Kenyo Maru”, expresó.

El robo al barco pesquero fue perpetrado por 20 sujetos armados que llegaron en dos lanchas para abordarlo. El Kenyo Maru II había estado en reparación en Servicios Industriales de la Marina (SIMA) y estaba próximo a reanudar sus operaciones de pesca en alta mar, cuando sufrió el robo de objetos y material de pesca.

Para la PNP, los piratas serían parte de las bandas que asaltan los camiones remolques que llevan contenedores con mercadería de exportación al puerto del Callao. Esos grupos pretenden ampliar su acción delictiva en la rada exterior del puerto del Callao.

La Empresa Nacional de Puertos S.A. (Enapu), responsable de la custodia de los buques cuando tocan puerto, señaló que allí no hay robos porque los muelles son rigurosamente vigilados. “Solo si los malhechores ingresaran en submarinos podría haber algún robo, de otra forma no existe la posibilidad de alguna sustracción”, señaló Diana Álvarez, funcionaria de esa entidad.

DELINCUENCIA CAMPEA
Para Leoncio Irigoyen, gerente general de Asociación Peruana de Operadores Portuarios (Asppor), el problema de la delincuencia no está en el mar sino en las avenidas Néstor Gambetta y Manco Cápac. “El mal estado de la avenida Gambetta, la cual no se repara pese a que se seleccionó un concesionario, genera congestión y lentitud. Eso es aprovechado por los delincuentes para robar la carga y algunas veces el camión con el contenedor”, señaló.

“Esto sucede en el cruce del tren o en los semáforos de Gambetta. Cuando el camión no tiene carga también es asaltado porque se llevan desde los extinguidores hasta los celulares de los choferes”, añadió Irigoyen.

Agregó que en Manco Cápac se forman dos filas de camiones por una mala práctica de la empresa DP World, que opera el Muelle Sur. “Y la policía, lejos de apoyar en la seguridad de la carga, aplica multas por mal estacionamiento o porque los camiones carecen de ciertos elementos de tránsito. Pero cómo los van a tener si los delincuentes se los roban. Debe intervenir el Ministerio del Interior”, se preguntó.

Irigoyen señaló que los operadores portuarios pierden US$10 millones anuales por estos problemas y los transportistas de carga, US$7,5 millones al mes.

EL DATO
Delito reiterado
En el último trimestre del 2010, hubo 35 robos a empresas afiliadas a la Asociación Peruana de Operadores Portuarios, informó su gerente general, Leoncio Irigoyen.

Fonte: http://elcomercio.pe/lima/727351/noticia-bandas-asaltantes-amplian-su-accion-bahia-callao_1 (14/03/2011)

Nenhum comentário:

Postar um comentário