domingo, 15 de maio de 2011

Liberados los dos marineros secuestrados en Somalia

Alfonso Rey (derecha) y José García, durante su secuestro.- REUTERS

Un barco del armador gallego los recogió en la costa.

Juan Alfonso Rey Echeverri y José Alfonso García, los dos marineros gallegos secuestrados por piratas somalíes a finales de diciembre pasado, fueron liberados ayer por la mañana tras cuatro meses y medio de cautiverio. Los dos marineros, aparentemente en buen estado de salud, fueron trasladados a un buque de la compañía española Pescanova, que navegaba hacia un "puerto seguro" cuya identidad no se ha querido revelar por razones de seguridad. "La operación no ha terminado", dijeron fuentes próximas a Pescanova para justificar el mutismo de la compañía, que entiende que el riesgo no ha pasado porque el barco aún navega por aguas en las que hay piratas. Se espera que a mediados de esta semana lleguen por vía aérea a Galicia.

La agencia Reuters difundió desde Mogadiscio declaraciones de un portavoz pirata, que se identificó como Adam, en las que explicó que los dos españoles habían sido liberados desde el buque de bandera italiana Savina Caylin, secuestrado el 8 de febrero y al que habrían sido trasladados, después de que se lanzara desde un avión un paquete con cinco millones de dólares (3,5 millones de euros). Fuentes próximas al armador desmintieron rotundamente esa información y que se hubiese pagado rescate alguno.

Rey, natural de Muros (A Coruña), y García, de Pontevedra, eran el capitán y el contramaestre, respectivamente, del Vega 5, un palangrero de 24 metros de eslora y capacidad para 140 toneladas de carga, con bandera mozambiqueña. El buque era operado por Pescamar SL, sociedad mixta en la que participa la española Pescanova.

El resto de la flota perdió el contacto con el Vega 5 el 28 de diciembre pasado, cuando faenaba entre Mozambique y Madagascar, frente al puerto de Beira. A bordo viajaban 24 tripulantes, todos mozambiqueños menos tres indonesios y los dos españoles. Al día siguiente fue divisado al suroeste de las islas Comoras, navegando con rumbo norte y remolcando un esquife, lo que, junto al hecho de que no contestara las llamadas por radio, confirmó que había sido secuestrado. Su captura causó una gran preocupación, pues los piratas somalíes nunca habían atacado tan al sur. De hecho, las aguas de Mozambique se encuentran fuera de la zona cubierta por Operación Atalanta de lucha contra la piratería y el Vega 5 no llevaba agentes de seguridad privada, como los atuneros españoles que faenan en el Índico.

El Gobierno solo admitió oficialmente que el Vega 5 había sido secuestrado el 6 de enero, por boca de la ministra de Defensa, Carme Chacón, cuando el buque ya estaba fondeado frente al puerto pirata de Hobyo. Desde el primer momento, fuentes gubernamentales dejaron claro que, al tratarse de un buque con bandera mozambiqueña, la negociación con los secuestradores correspondía a las autoridades de dicho país o, en todo caso, a los responsables de Pescanova. Es decir, en ningún caso se repetiría el caso Alakrana.

El momento de mayor tensión se produjo el 12 de marzo, cuando el Vega 5 fue hundido a 600 millas náuticas de India, en el mar Arábigo, mientras era utilizado como buque nodriza por los piratas para secuestrar a otros barcos. Tras el asalto, la Armada india rescató a 74 náufragos: 61 piratas y otros 13 tripulantes del Vega 5, todos mozambiqueños. De los otros nueve no se ha sabido más. Afortunadamente, los dos españoles habían sido desembarcados en Somalia, ya que los piratas contaban con obtener un cuantioso rescate a cambio de ellos.

La ministra de Asuntos Exteriores, Trinidad Jiménez, aseguró que Pescanova había contactado con los pescadores y se encontraban bien. Supuestos periodistas somalíes intentaron vender a medios de comunicación un vídeo en se veía a los dos españoles en tierra encañonados por sus secuestradores. El 25 de abril la agencia Reuters distribuyó una de estas imágenes.

Las negociaciones con los secuestradores sufrieron un duro golpe a mediados de febrero, cuando una fragata de EE UU mató a dos piratas del mismo grupo que tenía secuestrados a los españoles cuando intentaban liberar el velero SV Quest, secuestrado con cuatro jubilados norteamericanos.

El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, calificó de "muy positiva" la noticia de la liberación, confirmada por el Ministerio de Medio Ambiente, Rural y Marino después de que Pescanova se lo comunicara a la ministra Rosa Aguilar.

Los precedentes
- El atunero vasco Alakrana estuvo 47 días en manos de piratas somalíes en otoño de 2009. Según la sentencia dictada el pasado día 3 por la Audiencia Nacional, el pesquero y sus 36 tripulantes fueron liberados después de que "organismos vinculados al Gobierno" pagasen como rescate "algo menos de la mitad" de los 10 millones de dólares que pidieron al principio los secuestradores.

- El palangranero Sakoba, con bandera de Kenia y armador gallego, fue liberado el 20 de julio de 2010 tras un secuestro de casi cinco meses. El único español a bordo era el capitán, Manuel Ferreira. Se especuló con un rescate de 2,5 millones.

Fonte: http://www.elpais.com/articulo/espana/Liberados/marineros/secuestrados/Somalia/elpepunac/20110515elpepinac_18/Tes (15/05/2011)

Nenhum comentário:

Postar um comentário