quinta-feira, 17 de fevereiro de 2011

Dos cañones piratas del siglo XVI, sin sitio en el Museo del Mar

Pedro Novalbos, el buzo que lleva 25 años esperando que se exhiban en un museo en Vigo. Foto: Landín

Están emblados en un almacén de Pontevedra desde su hallazgo hace casi 25 años

Por Jose Teo Andrés

Podrían servir para confirmar las incursiones piratas en la Ría de Vigo durante los siglos XVI y XVII, y desde luego como atractivo en una exposición bien montada en el Museo del Mar, pero nada de ello es por ahora cierto: los cañones encontrados por el buceador Pedro Novalbos hace ya 25 años en Santa María de Oia siguen desde que fueron recuperados del fondo del mar en depósito en el Museo Provincial de Pontevedra, donde ya no hay espacio expositivo, así que están embalados en un almacén, pese a su innegable interés histórico y cultural.

Para Novalbos, lo admite, su exhibición se ha convertido en una auténtica obsesión que por el momento se ha saldado con promesas y fiascos. Esta semana se reunirá con la asociación Amigos de los Pazos, que ha conseguido que el conselleiro de Cultura remita una carta interesándose por el ancla de la misma época, siglo XVII, encontrada en la Ría de Vigo y que también luce el sueño de los justos en los fondos del Museo del Mar. Este edificio sería el mejor lugar para los cañones, estima Pedro Novalbos, pero hasta el momento no ha conseguido ningún avance, y parece poco probable que lo logre en el futuro ante la resistencia de su director, Pablo Carrera, a promover lar piezas históricas y fijar en cambio como prioridades las muestras de fotografía y la colección existentes, volcada hacia la conserva y la industria. Nada que ver con los tiempos de la Batalla de Rande (siglo XVIII) y anteriores.

Según señaló Pedro Novalbos, el mayor interés de sus cañones y otras piezas localizadas -entre ellas un cargador- reside en su origen. Sostiene el veterano buzo, y están de acuerdo en su apreciación arqueólogos como Javier Luaces (que participó en el hallazgo) que se tratan de 'culebrinas', armas de corto alcance que se utilizaban para los abordajes piratas. 'No hay ninguna duda, porque son cañones de enorme capacidad de destrucción, pero que sólo se podían usar desde muy cerca, y hay documentación sobre los abordajes. Formaban parte de un navío de los que entre los siglos XVI y XVIII entraban por la costa gallega hasta el fondo de la Ría', señala Novalbos quien sólo quiere una cosa: que se exhiban y que sea en Vigo.

Fonte: http://www.atlantico.net/noticia/127365/2ca%C3%B1onespiratas/ (12/02/2011)

Nenhum comentário:

Postar um comentário