quarta-feira, 23 de fevereiro de 2011

Un pirata somalí es condenado a más de 33 años de prisión en Nueva York

Por Agencia EFE

Nueva York, 16 feb (EFE).- El joven somalí que se declaró culpable por su implicación en el ataque en 2009 contra el carguero estadounidense Maersk Alabama y la toma de su capitán como rehén fue condenado hoy en Nueva York a 33 años y nueve meses de prisión, informó la Fiscalía federal de Manhattan.

Abduwali Abdukhadir Muse, detenido por la Marina de Estados Unidos en abril de 2009, ya se declaró culpable el pasado mayo de los cargos de piratería y secuestro de personas que se le imputaban.

Esos delitos están relacionados con su participación en el secuestro del Maersk Alabama, así como de otros dos barcos en el Indico entre finales de marzo y principios de abril de 2009, unos cargos que, en algunos casos, podrían haberle supuesto cadena perpetua.

En total, Muse reconoció su culpabilidad en seis cargos, entre los que también se encontraban algunos relacionados con la incautación de un barco por la fuerza, y por los que hoy la juez Loretta Preska le condenó a 405 meses de prisión, así como a cinco años más de libertad vigilada y a pagar 550.000 dólares.

Muse fue arrestado el mismo día en que el capitán Richard Phillips, que estaba al mando del buque atacado frente a las costas de Somalia, era liberado tras pasar cinco días retenido como rehén y gracias a que tiradores especializados abatieran a tres secuestradores que lo custodiaban en un bote salvavidas.

Poco antes, a Muse se le autorizó a subir al destructor "USS Bainbridge", que se había desplazado a la zona, para plantear las exigencias del grupo atacante a cambio de la liberación del capitán, momento en el que fue detenido.

Muse, del que las autoridades desconocen su edad exacta ya que no se dispone de partida de nacimiento, fue el único superviviente de los cuatro hombres que participaron en aquel secuestro del 8 de abril de 2009, y, según sus abogados, lo hizo porque su situación de pobreza era desesperada.

"Durante cinco días que a las víctimas debieron parecerles una eternidad a sus víctimas, Abduwali Abukhadir Muse aterrorizó al capitán y la tripulación del Maersk Alabama", apuntó hoy el fiscal Preet Bharara tras darse a conocer la sentencia. Bharara añadió en un escrito: "Ahora va a pagar por esos cinco días. La sentencia de hoy deja claro que la piratería en alta mar es un crimen contra la comunidad internacional que no se tolerará".

Por su parte, la máxima responsable de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) en Nueva York, Janice Fedarcyk, reconoció que la de hoy es una sentencia "dura", pero insistió también en que transmite "un claro mensaje" para quienes quieran dañar a buques o ciudadanos estadounidenses en alta mar.

Ese mensaje es, según Fedarcyk, que "con independencia de los mares que se naveguen, uno no está fuera del alcance de la Justicia estadounidense, a la que tendrá que rendir cuentas de sus acciones".

Fonte: http://www.google.com/hostednews/epa/article/ALeqM5iIQEAOWy9jWPLyPtkJ95tHeZLytg?docId=1465826 (18/02/2011)

Nenhum comentário:

Postar um comentário