domingo, 2 de maio de 2010

¿Piratas vs. Al Qaeda?

Los islamistas quieren recuperar una carga de armas secuestrada en el Índico
Las autoridades denuncian un 'acuerdo de colaboración' entre los dos grupos


Efe | Mogadiscio

Milicianos islamistas del grupo rebelde Al Shabab avanzaban este lunes hacia dos reductos piratas en la región central de Somalia tras haber tomado el control de la localidad de God Dhurwa, que se encontraba en manos del grupo armado pro gubernamental Ahlu Sunna Waljama.

"Al Shabab avanza desde este domingo hacia Haradhere y Elhur y los líderes de algunos grupos piratas han comenzado a desplazarse hacia Bahado", aseguró el gobernador de la región, Omar Gurreye. Según el funcionario, los piratas afirman haber sido atacados por los guerrilleros de Al Shabab, un movimiento en la órbita de Al Qaeda, aunque las autoridades sospechan de que hay un "acuerdo de colaboración mutua" entre los dos grupos armados.

Sin embargo, Jama Adam, el negociador de los piratas en la región central de Somalia, negó la existencia de un pacto: "No hay ningún acuerdo entre nosotros, ellos son terroristas y su avance hacia Haradhere constituye una ofensiva. Estamos preparados a defender la ciudad si nos atacan". El portavoz de Al Shabab, Sheikh Ali Mohamud, también aseguró que desconoce la existencia de algún pacto: "No tenemos ninguna relación con los piratas, aunque contamos con áreas en común. Nosotros estamos en guerra contra los Gobiernos cruzados y ellos secuestran los barcos de los infieles,: ése es nuestro objetivo común".

Lanzagranadas desde Yemen
Pero parece que no siempre los piratas se fijan en las banderas de las embarcaciones que atacan. Tanto es así, que uno de sus líderes, que pidió permanecer en el anonimato, dijo que su grupo capturó un bote con armas ligeras y lanzagranadas destinados a los islamistas. "Supongo que la carga iba destinada a Al Shabab y ahora quieren recuperarla y por eso avanzan hacia Haradhere", dijo el portavoz, asegurando que no le importa "quién es el dueño de las armas" y que va a exigir dinero por ellas.

Somalia no tiene un Gobierno efectivo desde 1991, cuando el dictador Siad Barré fue derrocado, lo que dio lugar a un conflicto entre diferentes clanes, señores de la guerra y milicias islamistas que quieren imponer una versión estricta de la ley islámica, la sharía. La situación de caos y miseria originada por el conflicto y la posibilidad de conseguir grandes cantidades de dinero mediante rescates llevan a jóvenes somalíes y a antiguos pescadores a dedicarse a la piratería.

Fonte: www.elmundo.es/elmundo/ (26/04/2010)

Nenhum comentário:

Postar um comentário